BLOG

Entre el Vidranès y el Ripollès: Santa Magdalena de Cambrils

Mediados de enero. Toca excursión mensual, esta vez a una zona a caballo entre la espléndida zona del Vidranès y la comarca del Ripollès. El objetivo es un 100 cim: Santa Magdalena de Cambrils. Mirando mapas y documentación por la red aparecen dos alternativas principales, atacarlo por el Norte o por el Sur. Si vamos por el Norte la excursión empieza en Vallfogona del Ripollès y se prolongaría unas 5-6 horas. Por el Sur serían entre 2 y 4 horas y parece que hay una zona con un poco de grimpada sencilla que puede animar la excursión. Nos decidimos a ascender por el Sur, por un bonito itinerario que finalmente se nos hizo un poco corto.

Nos acercamos a Vidrà, un pueblo que me parece una magnífica base para todo tipo de excursiones: Bellmunt, Milany, Salt del Molí... Desde allí una revirada y larga pista asfaltada nos va elevando hasta la Collada de Collfred, donde dejaremos el coche y empezaremos a caminar.

Collada de Collfred

El camino empieza por una pista que gana altura sin demasida exigencia. Hoy hace bastante frío y por suerte la parte de la pista que debería ser barro está congelada y andamos sin mayores problemas. En poco más de media hora estamos ya en la base de Santa Magdalena. Nos encontramos unos rumanos bastante simpáticos trabajando en labores de limpieza que nos hablan un poco sobre lo que es el frío de verdad en otros lugares de Europa.

Serra de Milany - Sant Magdalena

A partir de aquí toca subir un poco más, y pronto nos encontramos con los pocos pasos donde hay que usar las manos. Son unas rocas bastante sencillas de salvar, que además están equipadas con diversas grapas para facilitar la marcha.

Grapas en el ascenso a Santa Magdalena

Ascendiendo un poquito más llegamos a la redondeada cumbre, donde un fuerte viente amortiguado por las longevas hayas que pueblan la cima nos sorprende.

Llegada a Santa Magdalena de Cambrils

A pesar de estar muy apantallada por los árboles la vista al Norte es bastante amplia, o debe serlo, porque hay unas cuantas nubes que nos tapan.

Vistas desde Santa Magadalena de Cambrils

Vallfogona y varias sierras detrás sí se distinguen. Diría que llega a verse el Taga, pero no consigo verificarlo. Nos acercamos a la parte frontal de la ermita de Santa Magdalena, restaurada y con una campana que puede tocarse desde dentro, para los más "juguetones".

Ermita de Santa Magdalena de Cambrils

La ermita, románica, parece ser originaria del siglo XIV. Tiene una imagen gótica de alabastro de Santa Magdalena, aunque la que hay actualmente parece una reproducción y no una imagen original.

Imagen de Santa Maria Magdalena

Visitada la cumbre, desayunamos y nos econtramos con una pareja que han ascendido desde Vallfogona. Charlamos un poco y empezamos nuestro descenso, intentado realizar la vuelta por otro camino. El inicio del camino promete, pasando por un hermoso hayedo y bien señalizado.

Hayedos en el descenso de Santa Magdalena de Cambrils

Seguimos el camino señalizado, pero pronto nos damos cuenta de que hay que girar y tomar una senda de descenso, así que alargamos un poco la excursión de manera involuntaria. Desde un collado, con vistas al Puigsacalm, emprendemos un descenso con fuerte pendiente que nos retorna a la pista por donde iniciamos el ascenso.

Coll de Trevija

Y a partir de aquí descender tranquilamente por camino conocido.

Llegados al coche decidimos ir a comer a Santa Maria de Besora, donde disfrutamos de una sorprendente selección de carnes y segundos platos, entre ellos una hamburguesa casera de pies de cerdo que recuerdo que se deshacía sola en la boca. Muy recomendable, la verdad. Otro día volveremos para ir a ver els Bufadors de Beví, muy recomendable para disfrutar del aire fresco en verano.

Seguimos nuestro camino y hacemos una paradita en el Castell de Montesquiu, un bonito y bien rehabilitado castillo, que parece que existe desde el siglo XIII. Aunque está cerrado damos un paseo por sus alrededores, que están bien acondicionados y nos permiten disfrutar de los variados colores de la últimas luces del día.

No contentos con esto, decidimos ir a cerrar la jornada con una visita a Vic, donde tomamos algo, pensamos próximas excursiones y ya nos despedimos. ¡Hasta la próxima!

Fotos de la ruta a Santa Magdalena de Cambrils

Añadir nuevo comentario