Sábado por la mañana. Celebramos el quinto aniversario de Xiruca con una salida disfrutona y de cierto nivel: ascenso al Penyes Altes del Moixeró. Esta cima está en el corazón de la Serra del Moixeró y afrontamos su ascenso por una espectacular ruta: la Canal de la Serp. Iniciamos la ruta muy cerca de Grèixer, un pequeño y bucólico núcleo que nos queda casi al inicio de la carretera al Coll de Pal.

Pista a Grèixer

 
 

Víspera de San Juan. Vamos a ir a pasarlo al Pallars Jussà y de camino estrenaremos el nuevo juguetito de Xiruca: nuestra cámara de 360 grados. Paramos en el Coll de Comiols para subir un 100 cim muy asequible: la Roca Roja. El Coll de Comiols sorprende porque al alcanzarlo ganamos una estupenda panorámica sobre el llano entre Isona y Tremp y el Montsec.

Panorámica desde el Coll de Comiols

 
 

Sábado de noviembre. Pleno otoño. Empezamos el día en el punto de desayuno habitual, del cual no daré nombré, tan sólo diré que tienen cosas pequeñas y buenas... Después de echar un poco de calorías al cuerpo toca ir a quemarlas. Hoy el plan es ascender un cent cim en el Rosselló, muy cerca del Puig Neulós: el Puig de Sant Cristau. Después iremos a visitar Collioure (o Cotlliure, en catalán) para visitar la tumba de Antonio Machado y ver el pintoresco y hermoso pueblo de la Cote Vermeille francesa. Tras un par de horas de coche llegamos al Coll de l'Ulllat, punto de partida. En este punto tenemos zona de picnic, zona de aparcamiento y refugio.

Refuge du Col de l'Ouillat

 
 

Llegaba el puente de Todos los Santos. Sabíamos que queríamos ir a la montaña, pero teníamos el tiempo limitado por compromisos. Sólo contábamos con un día y medio y los compañeros iban cayendo por compromisos o indisposiciones de última hora. Al final quedamos dos y nos costó decidir a dónde ir: ¿Vall Fosca? ¿Campbieil? ¿Monteixo? Finalmente nos decidimos por Benasque y viendo el estado de la nieve, casi inexistente, decidimos apuntar alto: Perdiguero, uno de los picos más prominentes de la zona, con 3.221 metros de altura.

Cresta del Perdiguero

 
 

Congost de Mont-RebeiCerca del Pont de Montanyana se encuentra el Congost de Mont-Rebei, un desfiladero de fácil acceso a pie, y al que sólo se puede entrar caminando, de manera que en todo el recorrido no se divisa ni una carretera, y el desfiladero conserva todo su encanto natural.

El desfiladero lo atraviesa por debajo el río Noguera Ribagorçana, y el camino a pie ha sido excavado en el lateral de la montaña, de manera que durante todo el recorrido las vistas son espectaculares..

 
 

Castell d'OrcauCerca de Tremp se encuentra el pueblo de Orcau, al pie del Castell d’Orcau, un castillo en la cima de la montaña, al que se accede fácilmente por un camino desde el pueblo, y desde el que se puede disfrutar de una buena panorámica de todo el valle, y las montañas que lo rodean.

El castillo está semiderruído, pero aún conserva parte de la muralla, y es fácil imaginar cómo era antaño..

 
 

El miércoles 13 de julio tuve el privilegio de poder acompañar a la Transpirenaica Social y Solidaria a su paso por el Puigmal y por Núria. Para los que no conozcan la actividad, se trata de una travesía integral de los Pirineos, desde el Mar Cantábrico al Mediterráneo en 43 días. Pero esta preciosa y larga andadura por la montaña es sólo el marco donde diversos jóvenes nos enseñan lo que se puede conseguir con empeño. A lo largo del camino numerosas entidades prestan sus recursos y conforman una especial red de colaboración para generar oportunidades para los jóvenes protagonistas. Este año, sin ir más lejos, conectamos en directo con Mamadou, que participó de la travesía en la anterior edición y ahora está en Silicon Valley buscando oportunidades profesionales, trabajando duro y aprendiendo mucho.

Subiendo al Puigmal

 
 

Se presenta un fin de semana lluvioso, así que tenemos dos opciones: coger el chubasquero y salir a la montaña con las debidas precauciones, o visitar las montañas desde casa. Sin que sirva de precedente os vamos a recomendar un par de sitios web para esta segunda opción. El primero es el ya conocido GoogleMaps. Lo que quizás no conocemos tanto es que un equipo se ha recorrido diversos itinerarios de los Parques Naturales de Catalunya para filmarlos con las impresionantes cámaras de sus GoogleTrekker.

 
 

6 de la mañana. Suena la alarma del despertador. Me despierto con fuerzas y ganas. Hoy el descanso ha sentado de película y los problemas estomacales parecen casi superados. Digo casi porque tengo que visitar el lavabo a primera hora. No duele el estómago pero habrá que saltarse el desayuno y seguir con agua y lo que queda del suero. Así, con el ánimo bien alto salgo del refugio tras despedirme de mi compañero de cena y habitación. La primera sorpresa me está aguardando: estupendo amanecer con apenas niebla.

Amanecer en el Col de Balme

 
 

Tras una buena noche de descanso suena la alarma. Hoy va a ser una jornada emocionante. Una subida contínua de unos 800 metros de desnivel nos separan de la última cima del Tour, Le Brévent. Desde allí el famoso Jacques Balmat estudió el terreno para ascender por primera vez en la historia al Mont Blanc, allá por el año 1786. Y después, unas 3 horas y 1.600 metros de descenso para volver a Les Houches, nuestro destino final, 8 días después.

Todo listo para comenzar a andar. Sólo hay un pequeño problema: aún está lloviendo. Como hemos avanzado más de media hora de la jornada de hoy y teniendo en cuenta las buenas previsiones, esperamos un rato a ver si afloja. En cosa de 20 minutos ya sólo chispea. Es el momento de desmontar campamento.

Niebla en Charlanon