9 November 2016

Circular al Perdiguero; ascenso por Remuñé y descenso por Lliterola

Completa y larga ruta circular que remonta el solitario Valle de Remuñé para coronar uno de los principales tresmiles del Pirineo, el Perdiguero. Esta altiva cima queda a la sombra de los gigantes Posets y Aneto, pero ofrece una visión privilegiada de los mismos y de otros sectores de altas cimas pirenaicas. Completamos la ruta visitando el Ibón Blanco de Lliterola y descendiendo por el Valle de Lliterola. Para cerrar la ruta circular deberemos caminar casi 3 kilómetros por carretera de retorno al punto de inicio.

Perdiguero e Ibón de Lliterola
Fotos de la ruta circular al Perdiguero

Datos técnicos

Acceso (Cómo llegar al punto inicial): Valle de Remuñé. Cruzamos Benasque y seguimos la carretera A-139 casi hasta su conclusión, obviando el desvío al Hospital de Benasque. Pasado el kilómetro 72 de la misma y el Barranco de Remuñé, encontraremos un sendero indicado a la izquierda para ascender al Ibonet de Remuñé.

 

Desnivel aproximado: +1.700 metros, -1.700 metros aproximadamente 
Distancia recorrida: 18 kilómetros aprox. 
Duración aproximada: 9:30 horas sin contar paradas.
Dificultad: 
Media. Técnicamente no es una excursión compleja, pero hay que tener en cuenta que es muy larga y requiere buena forma física.
Época recomendada: Verano y principios de otoño.
Cartografía recomendada: Valle de Benasque (Editorial Alpina 1:30.000) Serie Alpina 3000

 

Descripción del recorrido

0:00 horas - Sendero a Valle de Remuñé (1.790 m)

Senda Remuñé

Desde la carretera tomamos el sendero indicado que asciende a la izquierda hacia el Ibón de Remuñé. Ganamos altura de manera suave y progresiva, primero por terreno boscoso y después adentrándonos en la Aigüeta de Remuñé. Poco a poco cambiamos los pinos por terreno pedregoso y prados de alta montaña. Remontamos aguas arriba, siempre a la derecha del curso de las mismas. Llegados a los 2.080 metros de altura, aproximadamente, aparece frente a nosotros una especie de valle más pequeño a la izquierda, por donde podemos seguir ascendiendo hacia el Ibón de Remuñé. En nuestro caso tomamos la ruta más directa, que discurre por el valle principal, de nuevo a la derecha del curso de las aguas. Ya en la Pleta de Remuñé, el terreno se aplana para tornarse más salvaje a continuación. Marcas rojas y unas indicaciones al Portal de Remuñé nos indican la ruta a seguir. Cuando más se cierra el valle alcanzamos los Ibons de les Arenals.

2:00 horas – Ibons de les Arenals (2.400 m)

Ibons de les Arenals de Remuñé

Debemos ascender al Portal de Remuñé, que queda a la izquierda de la Forca de Remuñé, la cima con una marcada brecha en medio que cierra el valle. Una opción sería seguir valle arriba, aunque el itinerario es menos intuitivo. Nos desviamos a la izquierda, siguiendo los hitos y marcas rojas que nos elevan a un hermoso circo bajo el Pico de Remuñé. Vamos girando hacia el NO, siempre tomando como referencia la zona plana a la izquierda de la Forca de Remuñé, hasta alcanzar el Portal de Remuñé.

 

3:30 horas – Portal de Remuñe (2.835 m)

Ibones helados en el Portal de Remuñé

Planicie con pequeños lagos, donde podemos ver por primera vez el Perdiguero y el Ibón Blanco de Lliterola al Oeste. Al Norte destacan la Forca de Remuñé, el Tusse de Remuñé y la cresta hacia los Picos Rabadá y Navarro. Descendemos unos 70 metros por terreno empinado y desecho, al Oeste, siguiendo los hitos que nos guían hasta llegar a los pies del enorme Ibón Blanco.
Cruzamos las aguas que bajan del Ibón y comenzamos el ascenso al Perdiguero. Numerosos hitos nos marcan el pedregoso, penoso y largo ascenso hacia la Cresta del Perdiguero, 400 metros de desnivel por encima del Ibón. Cuando alcanzamos la cresta tan sólo hay que seguirla hasta alcanzar una zona donde la inclinación se suaviza. Alcanzamos el primer tresmil, Hito Este del Perdiguero (3.170 metros). Desde este punto la cresta es amplia y casi horizontal hasta alcanzar el punto culminante del macizo.   
 

5:00 horas – Perdiguero (3.220 m)

Cima del Perdiguero

Cima principal del macizo. Hacia el SE destaca el Macizo de Aneto. Podemos ver el Ibón Blanco de Lliterola y el Lac du Portillon d'Oo, ya en territorio francés. El gigante Posets destaca también en primer plano al SO. Más lejos podemos distinguir el Macizo de Monte Perdido e incluso el Vignemale y su glaciar. Realizamos el descenso por el Valle de Lliterola. Para ello tenemos diversas opciones: una de ellas es deshacer el camino hasta el Ibón Blanco y allí seguir las evidentes marcas. Otra, la que nosotros describimos, transcurre por terreno más expuesto pero es más directa: seguimos la cresta del Perdiguero en descenso en dirección a la Collada Ubaga y al Perdigueret. Bastante antes de alcanzar este collado seguimos los hitos y marcas que nos guían en fuerte descenso al Ibonet de Lliterola por pedreras y finalmente por el barranco que lleva al Ibonet.

 

7:15 horas – Ibonet de Lliterola (2.475 m)

Llegando al Ibonet de Lliterola

Aquí deberemos ascender unos metros, por camino marcado con hitos, para enlazar con la ruta normal de Lliterola. El descenso prosigue por marcada traza, entre praderas y con pendientes moderadas o suaves. Cercanos a los 2.000 metros de altura nos quedará la pequeña Cabaña del Forcallo o de Lliterola a la derecha, en un prado. Ésta es una cabaña de piedra, de libre acceso. Proseguimos el descenso y no tardaremos a adentrarnos en zona boscosa por camino serpenteante, ya próximos a la carretera. 

 

9:00 horas – Carretera (1.600 m)

Tomamos la carretera, en suave ascenso, que tras casi 3 kilómetros nos devolverá al punto de partida.

 

9:30 horas – Sendero a Valle de Remuñé (1.790 m)

 

Descargas y tracks

Descarga ruta en PDFVersión imprimibleDescarga ruta para Google EarthDescarrega track en gpxDescarrega track en format Gdb

 

Perfil y croquis de la excursión

Perfil de la ruta al Perdiguero

Croquis de la ruta al Perdiguero

Relato de la ruta al Perdiguero y fotos 360


 
 

Tracks y Ficheros adjuntos: