6 June 2013

Hace un par de semanas estuve en la Santa Creu d'Olorda, subiendo al Puig de Madrona, pero me quedé con las ganas de subir al cercano Puig d'Olorda.

Excursiones por Collserola (I): Puig de Madrona desde la Santa Creu d'Olorda

Así, pues, aprovechando una tarde de domingo y que la excursión es cortita y sencilla nos fuimos cuando el sol ya empezaba a declinar para subir a esta panorámica cima. 

Puig d'Olorda desde la Santa Creu d'Olorda

Después de numerosas curvas por la carretera de Vallvidrera a Molins de Rei, en la que disfrutamos de grandes vistas, llegamos a las 18:30 a la Santa Creu d'Olorda. Admiramos la iglesia que allí se alza, entre otras cosas. Ésta, con elementos de estilo pre-románico, se cree que se construyó a principios del siglo XI. También tenemos un bar-restaurante y unas barbacoas muy próximas a este punto si queremos disfrutar de una buena comida.

Nos dirigimos en dirección a Les Pedreres d' Olorda. Nuestra intención es conocer primero el lado "feo" de la montaña, que está deteriorado y con muy poca vegetación debido a la explotación de una antigua cementera en este lado de la montaña, la cementera Sanson.

Cementera Sanson

Sigo por pista de tierra, que traza una especie de espiral y que al poco me deja en la cima del Puig d'Olorda. Antes de llegar a ella avistamos la enorme torre de vigilancia situada en la cima y la gran cruz que hay situada en el mismo punto.

Sobre unas rocas nos paramos un rato para disfrutar y maravillamos con el amplio panorama que tenemos de Barcelona ciudad, la Serra de Collserola, diversos pueblos del Baix Llobregat, etc.

Jenny en la cima del Puig d'Olorda

Entre las amplias panorámicas disfrutamos un rato de ver cómo algunos aviones despegan y aterrizan en el aeropuerto. La luz del Sol ya no es tan fuerte a estas horas, y como buena tarde de primavera, el tiempo va oscilando entre cielo tapado y cielo soleado.

Vista hacia la costa desde el Puig d'Olorda

Después de habernos relajado y disfrutado de las vistas, y de ver cómo varios ciclistas suben a la cima y vuelven a bajar, nos disponemos a abandonar la adornada cima.

Xirucas en el Puig d'Olorda

Ahora volvemos por el lado boscoso de la cima, por senderos entre árboles y a la sombra en medio de un refrescante verdor que poco tiene que ver con el camino áspero y sin vida por el que hemos subido por el otro lado.

Bosques de Collserola

En muy poco tiempo volvemos al punto de partida, cerca del cual podemos admirar la Pedrera dels Ocells, un pintoresco espacio natural con vistosas paredes de pizarra y en el que podemos observar y escuchar numerosas aves.

Charco rojizo en la Pedrera dels Ocells

Este agujero se creó con la explotación de una antigua mina. En la Pedrera podemos ver la salida de aguas que se filtran entre las pizarras y que toman un color ocre-rojizo, indicador del contenido de sulfuros y óxidos de los minerales que componen el terreno.

Llegamos así al final de esta pequeña excursión, que aunque muy cortita tiene sobrado interés estético y natural, sobre todo para residentes en el área metropolitana de Barcelona que desconozcan la existencia de estos espacios tan cerca de la urbe.

 

Álbum fotográfico de la ruta al Puig d' Olorda

 

Descripción de la ruta al Puig d' Olorda

 

Comentarios